Seguridad Vial La Fatiga Campaña Refrescos y Conducción Consejos Sala de Prensa Twitter Facebook
 
 


■ QUÉ SON
■ ORÍGENES
■ ELABORACIÓN
■ LA OPCIÓN PARA CONDUCIR

 

materiales

 
     
 

Fabricación

La elaboración de un refresco requiere una serie de etapas para que el producto tenga la máxima calidad, además de cumplir con todo lo establecido en el Reglamentación Técnico Sanitaria para alimentos y bebidas.

El proceso para elaborar una bebida refrescante es el siguiente:

  • Suministro y tratamiento del agua, para que sus características sean las adecuadas para la elaboración de las bebidas refrescantes.

  • Preparación y tratado del jarabe simple, con azúcar o edulcorantes.

  • Mezcla de ingredientes (jarabe terminado) que, además del jarabe simple, y en función del tipo de bebida, podrá contener zumos, vitaminas, minerales, conservantes, etc.

  • Preparación de la bebida terminada, que se realiza en un mezclador que combina el jarabe terminado con el agua en las proporciones adecuadas. En las bebidas con gas, el anhídrido carbónico se añade también en esta fase, en la cantidad adecuada y bajo presión. Las bebidas sin gas, en cambio, se someten a un tratamiento térmico (pasteurización) antes de su envasado, para garantizar su calidad microbiológica.

  • Recepción y preparación de envases, que son sometidos a distintos procesos de lavado.

  • Llenado y cerrado, en una máquina llenadora de envases individuales antes de pasar a la máquina de cerrado. Finalmente se inspeccionan para asegurar que el nivel de llenado es el correcto, y se atemperan para garantizar su calidad sensorial.

  • Codificado, etiquetado y encajado o empaquetado en distintos soportes para su posterior almacenamiento y distribución. En esta fase los productos se codifican para garantizar la trazabilidad del producto. Esto es lo que hace posible encontrar y seguir el rastro de cualquier elemento a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución.

  • Almacenamiento, transporte y distribución. Tras el envasado y etiquetado de las bebidas refrescantes, éstas pasan al almacén de la fábrica, donde permanecerán hasta su distribución. Allí la temperatura se mantiene fresca y en un ambiente ventilado para una mejor conservación del producto.

< volver a elaboracion

 
     
quiénes somos | enlaces de interés | contacto